Alemán

10 trucos para aprender alemán en 3 meses

10 trucos para aprender alemán en 3 meses

¿Te has fijado el objetivo de dominar el alemán, pero tienes poco tiempo? Probablemente, ya sepas que comprenderlo es clave para optimizar tu perfil profesional y descubrir una nueva cultura. Sin embargo, lo que casi nadie sabe es que este idioma es más fácil de lo que parece. ¿Sabías que puedes aprender alemán en 3 meses? En italki no solo pensamos que es posible, sino que lo hacemos realidad con nuestra metodología. Si no nos crees, deja que te lo demostremos con este artículo.

Consejos para aprender alemán desde cero y en poco tiempo

Si te has propuesto adquirir un nivel adecuado de alemán, con esfuerzo y dedicación lo harás rápidamente. 90 días es lo que necesitas para lograr unas nociones bastante aceptables, incluso un nivel A2 – B1. Después, únicamente te quedaría seguir aprendiéndolo y perfeccionándolo para dominarlo por completo en un año más. Sin duda, una oportunidad que no deberías desperdiciar, sobre todo con estos consejos.

1. Planea un viaje rápido a Alemania

¿No te has planteado hacer un viaje a Alemania? En realidad, esta opción es mucho más accesible de lo que parece, ya que puedes volver el mismo día. No te saldrá tan caro porque prescindes del alojamiento y tendrás una jornada emocionante para descubrir lo que más desees. Una experiencia que nunca olvidarás, eso te lo aseguramos.

Como estás comenzando, te será difícil comunicarte en alemán, pero podrás practicar. Suéltate todo lo que puedas y pregunta direcciones, precios o lo que necesites. De hecho, muchas personas estarán dispuestas a ayudarte, y el inglés puede servirte para lo que no entiendas. Cuando vuelvas, habrás ganado en seguridad y fluidez en tan solo unas horas. El resultado te sorprenderá.

10 trucos para aprender alemán en 3 meses

2. Ten contacto con nativos

Este consejo es muy habitual, por lo que vamos a darle una vuelta. Si quieres aprender alemán online, puedes aprovechar para practicar en foros de estudiantes. También puedes hacerlo en clubes de tu localidad, una oportunidad estupenda para hacer amigos mientras aprendes. Si te decides por este consejo, estas claves te ayudarán:

  • Mantén conversaciones temáticas. De este modo, podrás trabajar el vocabulario que más te cueste.
  • Practica las opiniones. En las pruebas de nivel, tendrás que emitir tu postura sobre un tema.
  • Recibe feedback. Nada mejor que recibir recomendaciones de mejora por parte de un nativo.
  • Trabaja las expresiones. Podrás conocer refranes o fórmulas propias de la región o el ámbito informal.

3. Acércate a la cultura alemana

Conocer la cultura alemana de cerca es una opción ideal para acelerar el aprendizaje. Te resultará divertido y tienes la posibilidad de hacerlo con amigos o familiares. Además, lo mejor de todo es que estarás adquiriendo nuevos términos sin darte cuenta. Todo ello te ayudará a consolidar el avance en menos tiempo, especialmente, con estas ideas:

  • Experimenta con la cocina alemana y haz platos típicos del país.
  • Ve películas en versión original (con subtítulos, si lo necesitas).
  • Explora lugares con origen germano en tu localidad o región.
  • Descubre la historia del país y retrocede hasta su fundación.

4. Familiarízate con la música alemana

La música alemana es un reflejo de la forma que tienen de ver la vida y de expresarse. Podrás acostumbrarte a su pronunciación, su sistema verbal y su ritmo. Cierto es que puede resultar muy difícil para un principiante, pero no se trata de entender toda la letra. Céntrate en acostumbrar tu oído a escuchar la lengua y verás cómo poco a poco vas avanzando.

Estas son algunas de nuestras propuestas de distintos géneros musicales:

  • 99 Luftballons, de Nena. Seguramente habrás oído la versión en inglés, ahora toca la original.
  • Schon Okay, de Jeremias. Un tema de pop muy enérgico, cargado de instrumentación.
  • Atemlos durch die Nacht de Helene Fischer. Gran representante del estilo techno germano.
  • Lili Marleen, de Marlene Dietrich. Canción tradicional alemana con aires de romanticismo.
  • Du hast, de Rammstein. Una obra muy popular de uno de los grupos de metal con mayor popularidad.

5. Lee libros en alemán

La literatura germana es una forma ideal de aprender alemán desde cero. Para ello, comienza con libros para principiantes y practica el ritmo y la fluidez leyendo en voz alta. Seguramente, no conozcas muchas palabras, pero ya te estarás familiarizando con ellas. Estas son algunas sugerencias de nivel básico:

  • Tristán e Isolda (Tristan und Isolde). Novela popular en Alemania y los países escandinavos.
  • Los bandidos (Die Räuber – Friedrich Schiller). Obra de Friedrich Schiller con gran componente romántico.
  • Adivina cuánto te quiero (Weißt du eigentlich, wie lieb ich dich hab?). Novela centrada en la competición y el amor.
  • El diario de Ana Frank (Anne Frank, ihr Leben). Hay una versión resumida y adaptada para principiantes.
  • La ola (Die Welle). Libro basado en la película que narra el crecimiento espontáneo de extremismos.

6. Descubre las particularidades del idioma

Uno de los principales obstáculos para aprender alemán son sus particularidades. Cada una tiene una serie de extrañezas o elementos diferentes y su desconocimiento ralentiza el aprendizaje. En ese sentido, nuestro consejo es que las veas «desde fuera» para que no te sorprendan cuando aparezcan. Entre las más relevantes, destacan:

  • El sistema verbal. La pronunciación es clave para distinguir los tiempos y modos verbales entre sí.
  • Las declinaciones. Este idioma posee declinaciones para marcar la función que una palabra cumple en la oración.
  • La formación de palabras. Los términos compuestos son muy populares y se agrupan para formar conceptos concretos.
  • El ritmo. Los germanoparlantes poseen un ritmo peculiar, sobre todo, cuando hay varios monosílabos en la oración.
  • Los géneros. Los sustantivos poseen tres géneros (con el neutro), y el plural obedece a reglas muy específicas.

7. Organiza tus horas de estudio

10 trucos para aprender alemán en 3 meses

En sí, este consejo puede sonar algo general, pero nada más lejos de la realidad. No nos referimos a que tengas disciplina y que te esfuerces (que también), sino a que vayas más allá. La combinación teórico-práctica es vital para acelerar el proceso de aprendizaje. Por ello, plantéatela de este modo:

  • Comienza cada sesión con un repaso teórico de lo que viste en la anterior.
  • Trabaja la nueva teoría hasta que llegues a interiorizarla.
  • Complementa con una lección teórica de vocabulario y expresiones.
  • Desarrolla lo aprendido con la práctica, tanto de forma escrita como oral.

8. Desconecta con series en alemán

Cuando te sientas cansado de estudiar, puedes desconectar sin olvidarte por completo del alemán. Para hacer tu oído a la pronunciación, la entonación y el ritmo, puedes ver una serie. De hecho, los portales más conocidos a nivel internacional disponen de algunas que puedes ver en versión original. Nuestras propuestas te ayudarán a decidirte:

  • Dark (Dark). Cuenta la historia de la enigmática desaparición de cuatro niños y sus sucesivos viajes en el tiempo.
  • El código que valía millones (The billion dollar code). Miniserie centrada en un hacker que quiere controlar el mundo.
  • Biohackers (Biohackers). Serie que se adentra en el distante mundo del biohacking y sus implicaciones.
  • Unorthodox (Unorthodox). Basada en la historia real de una joven judía que escapa de su comunidad.
  • Somos la ola (Wir sind die Welle). Cuenta una historia de extremismos y ambición radical por cambiar el mundo.
  • Bárbaros (Barbaren). Mezcla de drama y acción que trata los enfrentamientos entre germanos y romanos.

9. Ve más allá de la hora de estudio

Lo más recomendable es distribuir el tiempo de aprendizaje en dos o tres sesiones de 45 minutos semanales. Sin embargo, cuando verdaderamente empiezas a avanzar es cuando lo llevas a tu vida diaria. Hay numerosas dinámicas y técnicas que puedes poner en práctica con un profesor de alemán.

Por ejemplo, puedes tener contacto con personas nativas y generar vínculos que puedas desarrollar cada día. También puedes atreverte con la cocina alemana o ver películas en versión original. ¿Tienes amigos que también están aprendiendo? Esta es una opción estupenda para hablar más y ganar confianza en el idioma.

El método anterior es un esquema circular de optimización que nosotros mismos hemos planteado para aprender alemán online. Se trata de mejorar tu avance cada día, consolidando lo anterior y aprendiendo algo nuevo. Cuando hayas completado la semana, haz una práctica global para darte cuenta de lo que has adquirido. Luego, sorpréndete y motívate con el resultado.

10. Lleva las dificultades a tu vida diaria

Cuando cuesta algo de un idioma, es muy normal dejarlo y «desconectar» para no agobiarse. Pero, ¿por qué tiene que producirte estrés un obstáculo? Nuestro consejo es que no lo aísles, sino que comiences a darle vueltas hasta que te resulte familiar. Si ves la misma dificultad una y otra vez en tu vida (zona de confort), la acabarás dominando.

Imaginemos un caso así para que puedas aplicar nuestro consejo. Si te cuesta un tema de vocabulario, por ejemplo, los alimentos, llena tu cocina de etiquetas. Colócalas en los productos de la nevera, en la despensa y en el armario. Así, cuando vayas a desayunar, verás un paquete en el que pone «Milch», otro con «Getreide» y otro con «Zuckerer».

En definitiva, aprender alemán en 3 meses no solo es posible, también puede ser entretenido. La clave está en combinar todos estos consejos para crear un método de aprendizaje dinámico y cambiante. Por ello, en italki queremos ayudarte a lograrlo para demostrarte que el mundo de los idiomas es apasionante. ¡Descubre de lo que eres capaz y aprende alemán con nosotros!

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.