Alemán

Seis datos curiosos sobre el idioma alemán

Seis datos curiosos sobre el idioma alemán

¿Sabías que según un estudio llevado a cabo recientemente por una importante compañía internacional de recursos humanos, el 60% de las ofertas de trabajo dirigidas a candidatos recién licenciados exigen el conocimiento de un segundo idioma? El alemán es un idioma que históricamente, para la mayoría de hispanoparlantes, ha sido una lengua relativamente desconocida, en gran medida porque no se impartía en los centros educativos, que daban prioridad a otros idiomas como el inglés o el francés. Pero la tendencia ha cambiado de forma significativa en los últimos años.

Cada vez son más los estudiantes interesados en el idioma de Goethe por diversos motivos. Lengua de poetas, pensadores y científicos, una de las razones más importantes por la que los alumnos se decantan por estudiar alemán es por la cantidad de puertas que les abre en el ámbito laboral y el campo de la investigación. Generalmente, en los países donde se habla alemán, abundan las oportunidades de trabajo bien remuneradas de potentes empresas multinacionales con sedes en todo el mundo, y dominar el idioma es fundamental para optar a esos puestos. Pero además de los indiscutibles beneficios de aprender una nueva lengua, no te pierdas estos seis datos curiosos sobre el idioma alemán que seguramente te van a sorprender.

1. Fuera de Alemania también se habla alemán

Suponemos que este dato ya lo conocías, pero lo que tal vez no sabías es que, además de ser la lengua oficial en países centroeuropeos y regiones del viejo continente como Alemania, Austria, Suiza, Luxemburgo, Liechtenstein, Comunidad Germanófona de Bélgica, Tirol del Sur (Italia) y partes del Voivodato de Opole (Polonia), el alemán también se habla en el resto de continentes.

De hecho, el alemán es la lengua con mayor número de hablantes nativos de Europa, por encima del español, francés, italiano e incluso el inglés. Es la lengua materna de aproximadamente 100 millones de personas en Europa, y aunque sea un idioma minoritario en otros continentes alrededor del mundo, también se habla en muchas comunidades situadas en países de Oceanía, África, Norteamérica, Centroamérica y Sudamérica; por ejemplo, en Paraguay, más de 200.000 personas hablan alemán.

Seis datos curiosos sobre el idioma alemán

2. El alemán contiene palabras tan largas que impresionan

Una vez, el célebre escritor estadounidense, Mark Twain, dijo: “algunas palabras alemanas son tan largas que tienen una perspectiva”. No le faltaba razón al bueno de Twain, porque el idioma alemán tiene fama de contener una cantidad asombrosa de letras en sus vocablos. Esto se debe a que en la lengua alemana se construyen nuevos términos a través de la unión de palabras, sobre todo, sustantivos compuestos.

¿Recuerdas aquel chiste que decía?: “¿cómo se dice autobús en alemán?” Y la respuesta era: “subanestrujenbajen”. En realidad, en alemán, autobús se dice bus, y curiosamente es una de las palabras más cortas del diccionario. Sin embargo, bromas aparte, en la lengua alemana existen palabras insólitas por su longitud, como la que ostenta el récord Guinness de palabras utilizadas comúnmente en este idioma: Rechtsschutzversicherungsgesellschaften, que contiene 39 letras y en español significa “compañías de seguros de defensa jurídica”.

3. El idioma alemán tiene muchas similitudes con el inglés

Una buena noticia, si tienes intención de aprender alemán y ya dominas el inglés, es que tendrás parte del camino recorrido, porque estas dos lenguas guardan una serie de similitudes. Tanto el alemán como el inglés proceden de las lenguas germánicas, y aunque ambas han evolucionado a lo largo de los siglos, comparten algunos aspectos, especialmente en el vocabulario común heredado hasta la fecha. Fíjate en los meses del año o los saludos en ambos idiomas y descubrirás su parentesco.

Asimismo, tanto el alemán como el inglés utilizan el mismo alfabeto latino compuesto por 26 letras, salvo alguna excepción, ya que el abecedario alemán contiene tres letras diacríticas (ä, ö y ü) y la letra especial denominada Eszett (ß). Los dos idiomas emplean también el mismo sistema de numeración árabe, siguiendo prácticamente los mismos principios a la hora de escribir los números.

Seis datos curiosos sobre el idioma alemán

4. La lengua alemana cuenta con tres géneros distintos

Como suele suceder con la inmensa mayoría de los idiomas, la lengua alemana también contiene ciertas reglas gramaticales cuanto menos curiosas. A diferencia del español, que cuenta únicamente con dos géneros, masculino y femenino, en alemán existen tres géneros de sustantivos diferenciados. Si un sustantivo es masculino, se utiliza (der), si es femenino (die) y si es neutro (das).

Esta circunstancia puede generar algunas dudas cuando empiezas a aprender el idioma. Por ejemplo, el gato (en español) es die Katze (en femenino), la cerveza (en español) es das Bier (neutro) o la alfombra (en español) es der Teppich (en masculino). Por cierto, como habrás podido observar, en alemán todos los sustantivos, sin excepción, comienzan por la letra mayúscula.

5. No todos hablan Hochdeutsch (alemán estándar)

A pesar de que el Hochdeutsch está considerado como el alemán estándar y es el que se utiliza en la lengua escrita y en las academias de idiomas, en alemán existen numerosos dialectos y se habla el propio en cada país, región, länder o ciudad. Algunos dirán que en la ciudad de Hannover se habla el alemán más clásico y otros que el acento bávaro/austriaco es el más agradable.

Independientemente de las preferencias de cada uno, lo mejor es que compruebes las particularidades del idioma por ti mismo contratando los servicios de un profesor de alemán online a través de la plataforma italki.

5. Los germanoparlantes sienten devoción por la Navidad

Finalmente, el último de los seis datos curiosos sobre el idioma alemán, y algo que no te puedes perder si viajas a alguno de los países germanoparlantes, es la devoción que sienten sus habitantes por los mercadillos navideños. Todas las plazas y calles principales se engalanan durante las fechas navideñas, convirtiéndose en un importante reclamo turístico para los visitantes.

Además de poder practicar tus conocimientos adquiridos en la lengua alemana, podrás degustar los productos gastronómicos más conocidos como las salchichas, el tradicional vino caliente o Glühwein y los dulces típicos de cada zona, en un ambiente lleno de magia y digno de vivir en primera persona.

Related Posts