Aprender alemán
Alemán

Aprender alemán desde 0

Si estás pensando en aprender alemán desde cero, seguro que ahora mismo te parece una odisea. La creencia más extendida es que es un idioma muy complejo. Se comenta que no se parece en nada al español, y que resulta muy difícil de aprender. Pero la verdad es que, con algunos trucos, ganas y un buen método de aprendizaje, se vuelve más sencillo.

Y es que hay unos 130 millones de personas que hablan alemán como Muttersprache, es decir, como lengua materna. Y unos 200 millones que hablan alemán en el mundo. Es el idioma oficial de Alemania, pero también de Luxemburgo, Bélgica y Austria. Y también es una de las lenguas oficiales de Liechtenstein y de Suiza.

Si no sabes nada sobre él y quieres aprender cómo iniciarte en el alemán de la mejor manera, acompáñanos: te contaremos cómo conseguirlo sin demasiados dolores de cabeza.

Cómo iniciarse en el alemán sin que te cueste demasiado esfuerzo

Si quieres aprender cualquier cosa sin que te cueste tiempo o esfuerzo, déjanos decirte que no vas por buen camino. Debes tener en cuenta que todo lo que quieras aprender va a requerir algo de ti. Y a la hora de aprender alemán, por supuesto, no vas a encontrarte con una excepción.

Eso sí, ¿para qué dedicarle montones de horas cuando puedes conseguir hablar este idioma de manera básica mucho más rápido? ¿O con mucho menos esfuerzo? En italki tenemos un método probado con el que, en tan solo 19 horas, podrás obtener un conocimiento apropiado del idioma. En concreto, el equivalente al que obtendrías en un semestre en la universidad.

Sería una tontería no probarlo, ¿no es cierto? Y es que iniciarse en el alemán de forma más sencilla es posible. ¿Te interesan las clases particulares de alemán y te preguntas dónde encontrar un nativo con el que hablarlo. Entonces, ¡no te pierdas los consejos que te ofrecemos!

Huye de todo aquello que te distraiga

Este consejo te va a servir para aprender alemán, pero también para cualquier otro idioma o habilidad. Y es que nuestro cerebro funciona mucho mejor cuando nos enfocamos en una única cosa. Si lo sobresaturamos o estamos pendientes de más de una cosa a la vez, los resultados serán peores. Como es de esperar, te va a resultar prácticamente imposible estudiar en una habitación ruidosa. Tampoco podrás hacerlo con la televisión de fondo, o si te distraes con las notificaciones del móvil. Y ni lo intentes si te están dando vueltas por la cabeza cosas como la lista de la compra. Lo primero que tienes que hacer es huir de todo eso.

En relación con lo anterior, aparca también la multitarea. Llevar a cabo varias cosas a la vez puede hacerte sentir más productivo, pero es una ilusión. Al final observarás cómo no avanzas con ninguna de las cosas que estás haciendo… Y, por supuesto, tampoco con el alemán. Así pues, has de evitar las distracciones y enfocarte en el aprendizaje del idioma. ¡En muy poco tiempo te sentirás cómodo con la lengua de Nietzsche!

Crea tu propia rutina

Este es otro de esos trucos que pueden parecer muy simples, pero que ayudan más de lo que puedas imaginar. Ten en cuenta que hay quien es mucho más productivo por la mañana, y quien estudia mucho mejor por la noche. Por otro lado, algunas personas fijan mejor los conceptos al aire libre, y otras necesitan estar bajo techo para distraerse menos. También vas a encontrar gente que aprovecha mejor el tiempo en una biblioteca, y otra que prefiere estudiar en casa.

¿Te consideras de alguno de estos grupos? Probablemente hayas pasado parte de tu vida estudiando y puedas valerte de esa experiencia. El colegio, el instituto, la universidad o cualquier otro curso que hayas realizado te habrá enseñado cómo eres más productivo.

Y, en caso contrario, nunca es tarde. Prueba diferentes opciones y crea la rutina que mejor encaje contigo. Aquella con la que te sientas más cómodo. Cuando la encuentres y la repitas a diario, verás cómo te ayuda a aprovechar mejor el tiempo. Si eres constante, conseguirás aprender alemán a un mejor ritmo y con menos esfuerzo.

La práctica hace al maestro

La práctica hace al maestro

Conectando con lo que te hemos mostrado en el punto anterior, necesitas repetir esa rutina una y otra vez. ¿O es que crees que estudiando un único día conseguirás dominar un idioma al completo? Antes de nada, tienes que tener claro que aprender alemán no es sencillo. Hay algunos sonidos a los que no estamos acostumbrados en español. Y, además, una serie de declinaciones que tampoco tenemos en nuestro idioma. También vas a encontrar los clásicos false friends, y al estructurar las frases te parecerá que no tienen ningún sentido. ¿Quién pone el verbo al final? Pues, en efecto, los alemanes.

Todo esto se va a volver más fácil si lo repites una y otra vez. De ese modo comenzarás a interiorizarlo y a descubrir que, en realidad, no es para tanto. Una vez que comprendes ciertas cosas, simplemente tienes que continuar aplicándolas hasta normalizarlas.

Eso sí: si no practicas y dejas que pase el tiempo entre clase y clase, vas a empezar a mezclar. Cambiarás el acusativo por el dativo, construirás mal las frases, utilizarás expresiones sin sentido… ¿Quieres evitarlo? Entonces practica. Practica mucho y a menudo. Intenta integrar tu rutina de estudio en tu día a día para que te cueste menos esfuerzo. Verás cómo así, en menos de lo que piensas, estarás hecho un as del alemán.

Ten el mayor contacto posible con el idioma

Una vez más, enlazamos un consejo con el anterior. Y es que aumentar tu contacto con el idioma es algo que te permitirá practicar más a menudo. ¿Queremos decir con esto que aumentes tus horas de estudio? ¡Para nada! Pero sí te proponemos que integres en tus rutinas contactos más frecuentes con el idioma. Ahora bien, ¿por dónde empezar?

A este respecto, piensa que todo lo que te comentamos no funciona igual de bien para todo el mundo. Todo dependerá de cómo te guste pasar el tiempo libre o de si vives solo o acompañado, por ejemplo. Pero aquí van algunas ideas:

  • En primer lugar, escucha música en alemán. Tienes muchos grupos y muchos estilos para elegir, así que seguro que encuentras algo que te guste. Si prefieres la música más dura o intensa, prueba el metal de Rammstein. ¿Eres más de música electrónica? Quizás Kraftwerk sea lo tuyo. En caso de que prefieras un rock moderno y suave, inténtalo con Silbermond. ¡Hay muchísimas opciones!
  • En segundo lugar, prueba con los libros. No seas muy exigente, ¡que estás empezando! Pero hojear algunos libros para niños en alemán seguro que te ayuda. Están hechos para los peques, que apenas saben hablar o que no hablan del todo bien. No van a tener un argumento complicado y te ayudarán a relacionar algunas palabras con sus significados.
  • Finalmente, ¿eres más de pelis o series? Prueba a volver a ver algunas de tus favoritas en alemán con subtítulos en español. ¡Verás cómo empiezas a trabajar tu oído! Y si eres más atrevido, póntelas con los subtítulos también en alemán. ¡Verás como mejoras tus habilidades lingüísticas casi sin darte cuenta!

Clase particulares de alemán: ¿dónde encontrar un nativo?

En otro orden de cosas, las clases particulares de alemán merecen un apartado más extenso. Son algo que puedes combinar con todos los consejos anteriores. Y que, además, van a proporcionarte un impulso mucho mayor en tu aprendizaje.

No puedes negar que con las clases particulares siempre se aprende más que con las grupales. En ellas tienes a alguien que solo se ocupa de ti, conoce tus dificultades y avanza a tu ritmo. Así pues, si hay un concepto que dominas en diez minutos, no necesitas repasarlo durante treinta. Y, si hay algo que te cuesta más, puedes detenerte en ello y dedicarle más tiempo.

Aprende alemán con las clases particulares que te ofrecemos en italki y tendrás todavía más ventajas. Empezando por las siguientes:

  • Puedes escoger el profesor con el que mejor te entiendas. Tienes la opción de hacer clases de prueba de media hora y, si te sientes cómodo, continuar las clases con él.
  • Las clases son online, y tú escoges tu ritmo. Los horarios son flexibles y solo tienes que ponerte de acuerdo con el profesor para programar fecha y hora.
  • ¿Buscas un profesor nativo? En italki te lo ponemos fácil. Puedes utilizar diferentes filtros para encontrar al profesor de alemán ideal para ti. Entre ellos, si es o no nativo.
  • Los profesores de italki van a evaluar cuál es tu nivel de alemán y te enseñarán a partir de ahí. ¿Que comienzas de cero? ¡Ningún problema! Te lo pondrán muy fácil para que no te pierdas.

Aprender alemán desde cero nunca había sido tan sencillo

Aprender alemán

Por último, recuerda: cuando ya tienes la base de un idioma, resulta más sencillo encontrar la manera de seguir aprendiendo. Por eso, ahora que sabes cómo iniciarte en alemán sin demasiadas dificultades, solo tienes que dejarte aconsejar.

En definitiva, sigue los tips que te hemos mencionado y encuentra un experto que te ayude a avanzar. Así podrás aprender alemán con rapidez y sin dolores de cabeza. ¡Ánimo!

Related Posts