Árabe

Cómo aprender árabe

Cómo aprender árabe

Como hemos hablado en anteriores posts, los idiomas que se diferencian mucho de nuestra lengua materna pueden suponer un reto inicial bastante grande a la hora de aprenderlos. Hoy hablamos del árabe, y nos enfocamos en darte una serie de trucos para que, junto a tus tutores de italki, te sea fácil y ameno empezar a aprender árabe. ¿Nos acompañas a descubrirlos?

Ten en cuenta que más de 300 millones de personas hablan árabe en todo el planeta y más de una veintena de países lo tienen como lengua oficial, ya que es un idioma milenario y con muchísima historia. El árabe se expandió junto al islam, que como religión tuvo un fuerte impacto en muchas zonas del planeta. Actualmente podemos decir que se encuentra de nuevo en fase de expansión gracias a los movimientos migratorios y la presencia de fuertes comunidades de origen árabe en occidente. Cuando queremos empezar a estudiar árabe, tenemos que saber que este idioma se divide en dos variantes: el árabe moderno estándar, también llamado literal o clásico, y el árabe popular. Ante todo, queremos decirte que el aprendizaje del vocabulario del árabe es un paso importante para poder hablar esta lengua.

Para distinguir los dos tipos de árabe diremos que el árabe moderno estándar es el idioma nacional y oficial en el conjunto de países que componen el mundo árabe. Es el idioma utilizado en la literatura, en la prensa y en las comunicaciones administrativas. El árabe popular, en cambio, es aquel que se utiliza en el día a día. En este caso, este idioma está compuesto por palabras que vienen de distintos ámbitos, pero en las que sigue predominando el árabe literal. Cabe destacar, que estos dos pueden suponer un pequeño lío a la hora de aprender el idioma, ya que ambas variantes coexisten en los países de habla árabe.

Cómo aprender árabe

¡Manos a la obra!

Como siempre te decimos, todos los idiomas tienen una lista básica de palabras más utilizadas en las conversaciones cotidianas. Estas palabras son las que te serán realmente útiles para poner tu árabe en práctica; ya que como pasa en el español, hay muchas palabras que no se utilizan en el día a día. Así que te recomendamos aprenderte bien las más utilizadas. En el caso que nos ocupa hoy con el árabe, podríamos decir que las palabras fundamentales son 500.

Al principio te pueden parecer muchas y sentirte un poco abrumado, pero te decimos que, si cada día aprendes 15, en más o menos un mes ya vas a saberte las 500; y si ves que no te las consigues aprender al dedillo, al menos te van a sonar. ¿Verdad que dicho así ya no parece tan difícil? A la hora de hacer esta lista también queremos decirte que es bueno que la apliques a tu situación personal. Puedes completarla con vocabulario árabe en diferentes dominios especializados. Por ejemplo, con el vocabulario utilizado en el mundo de los medios y de la prensa, la medicina, la moda… En fin, tú eliges cuál es el campo en el que quieres ampliar el vocabulario y así conseguir una lista más de nicho.

Maneras de memorizar

Como siempre, nos gusta hablar de maneras distintas de memorizar vocabulario. Hoy te hablamos del sistema de tarjetas (o flashcards, en inglés). La eficacia de esta técnica reside en que te permite retener fácilmente en la memoria las palabras árabes que ya has aprendido.

Esta técnica se basa en la revisión activa (algo que se conoce como active recall, en inglés) y los resultados son muy notables. Ya verás como en pocas semanas los vas a ver. Permite igualmente trabajar la pronunciación de las palabras árabes que quieres aprender. Esta técnica consiste en reactivar una respuesta que debemos dar a una pregunta que se nos plantea. Así será más fácil recordar las palabras, ya que las enmarcaremos en un contexto.

¡Vamos al grano!

Una vez ya te has hecho el plan mensual con la lista de las 500 palabras, queremos contarte que el alfabeto árabe lo componen 28 letras. Para aprender eficazmente este alfabeto, es primordial escuchar bien la pronunciación de cada letra, ya que muchas se parecen y son sonidos con los cuales podemos no estar familiarizados. Una buena forma de empezar es intentar buscar la traducción, por así decirlo, de estas letras y sonidos a nuestro alfabeto. Aunque, cuando se practique este método, hay que tener en cuenta que existen letras en el alfabeto árabe que simplemente no tienen equivalente en los idiomas indoeuropeos (al menos en español), como es el caso de la letra ع.

Nuestras recomendaciones

Para empezar, te proponemos trabajar el oído: escuchar atentamente la pronunciación de letras árabes con el fin de poder distinguir todas las letras, y, por tanto, evitar confundirlas (por ejemplo, la pronunciación de las letras ذ y ز). Para esta tarea, que puede resultar un reto, te proponemos que vayas poco a poco y que te fijes en la posición de la lengua al pronunciar las letras. Para ello, te puede ayudar esta división por categorías del alfabeto que te mostramos a continuación.

-Las letras que se pronuncian ligeramente (como ت [ta], س [si], ك [ka] , ذ [dha]) y las letras con una pronunciación empática (como Sa – con la « s » como en la palabra española « sol ») ت [ta] y ق [qa]. Esta última letra se pronuncia apoyándose en la garganta, al contrario que la letra « ka » que se pronuncia a partir de la boca.

-Las letras que pueden adherirse de derecha a izquierda, y las letras que se adhieren a la derecha pero que no pueden adherirse a la izquierda. Se trata de las siguiente letras: [alif], د [da], ذ [dha], ر [raa] (r roulé),ز[zayn] y و [waw].

-Las letras variables y las letras invariables. Dentro del árabe, las letras variables son las que cambian de declinación cuando se encuentran al final de la palabra, y las letras invariables son las que se escriben de la misma manera al principio, en el medio y al final de la palabra.

Con estos pequeños trucos de memorización y clasificaciones que te hemos mostrado, esperemos que te sea sencillo empezar a aprender árabe, que lleva milenios presente en nuestras civilizaciones. Además de todo esto, no dudes en consultar a los profesores de árabe de italki para que te echen una mano en tu viaje de aprendizaje.

Related Posts