coreano
Coreano

Clases y profesores particulares de coreano

Hay muchas razones por las que querer hacer un curso de coreano. Hay quien lo necesita por motivos laborales, porque ha encontrado o quiere encontrar trabajo en Corea. Incluso puede servir para abrirte puertas en el mundo de los negocios o en el mercado laboral internacional. También hay quien quiere estudiar en este país o, simplemente, pasar una temporada allí y disfrutar de sus ciudades y su gente. O quizá seas uno de los amantes del K-pop o de la cultura coreana, y te gustaría conocer algo mejor su idioma.

Sea cual sea el caso, queremos ofrecerte la guía definitiva para aprender coreano online. Con esto y la inestimable ayuda de nuestros profesores, te familiarizarás con el idioma en mucho menos tiempo de lo que piensas.

La guía definitiva para aprender coreano online

Ten en cuenta que aprender coreano no es sencillo, pero hay algunos métodos que te van a facilitar la tarea. Al igual que hay algunos trucos o formas de aprender las cosas que casi sentirás que te salvan la vida. Bueno, quizá esto último sea una exageración… Pero si quieres aprender coreano de la manera más sencilla posible, no puedes dejar de leer esta guía. En ella te mostraremos 8 pasos imprescindibles en tu aprendizaje.

1. Aprende el alfabeto coreano

alfabeto coreano

En primer lugar, conocer el hangul, que es como se denomina a este alfabeto, es fundamental para empezar a defenderte en coreano. Supone un punto de partida que terminará facilitándote ampliamente el resto del proceso. ¿Te parece complicado? Tranquilo, porque en realidad no lo es tanto. Sí es cierto que es un alfabeto muy distinto al nuestro, y que al principio puede costarte, pero contiene únicamente 24 letras. En concreto, está formado por 10 vocales y 14 consonantes.

Así pues, una vez lo manejes, podrás leer y escribir casi cualquier cosa. Y es que el coreano tiene la ventaja de que es completamente fonético. ¿Y qué queremos decir con esto? Pues que, una vez conozcas las 24 letras y sepas cómo se pronuncian las vocales y consonantes, cuáles son sus combinaciones y cómo escribirlas… ¡Podrás leer cualquier cosa en este idioma!

Después, solo te queda realizar ejercicios para practicar y conseguir que todo lo que has aprendido se fije en tu memoria. Para esto lo ideal sería contar con un profesor de coreano particular que te ayude en el camino.

2. Comienza con un vocabulario sencillo

Para esto puedes emplear la experiencia que tienes aprendiendo otros idiomas. ¿Con qué se suele empezar? Con los colores, los objetos que tienes en casa, los verbos que más se emplean, etcétera.

En efecto, lo ideal es comenzar memorizando un vocabulario sencillo e irlo ampliando poco a poco. Observa las palabras que empleas cotidianamente en español y aprende cómo serían en coreano.

Y si, además, asistes a clases, aprovecha para preguntarle a tu profesor cómo se dicen todas aquellas palabras que te llamen la atención. ¡Seguro que te muestra algún truco para recordarlas!

Asimismo, amplía lo que sabes sin prisa pero sin pausa. Intenta aprender alguna palabra nueva cada día y repasa las que ya conoces, para que no se te olviden. De esta manera, ampliarás mucho tu vocabulario en muy poco tiempo.

3. Atrévete con los números

Anteriormente no hemos añadido los números porque tienen cierta dificultad, pero también es una de las nociones básicas a dominar. Saber contar es algo fundamental en cualquier idioma, aunque en coreano puede ser algo confuso. Y es que, dependiendo de la situación, se usa un tipo u otro de número.

Por un lado, está la manera coreana. Con ella podrás hablar de la edad y formar los números de 1 y 2 cifras (entre el 1 y el 99). Y, por otro lado, tenemos la manera sino-coreana. Esta se utiliza para los números a partir de las tres cifras; es decir, a partir de 100. También sirve para los números de teléfono, el dinero, las fechas  los números ordinales.

Por ejemplo, sip beon (십(十) 번(番)) es, simplemente, «número diez», pero si quieres referirte a «diez veces», deberías utilizar yeol beon (열 번). Como puedes ver, esto es algo más complicado, ¡pero nada que no puedas comprender y memorizar!

4. Algunas frases básicas

Ahora ya conoces algo de vocabulario básico, lo vas ampliando día a día, y ya sabes cómo funcionan los números. ¿Intentamos dar un salto más? Es momento de unir todo lo que ya conoces, aprender algunas frases sencillas y comenzar a comunicarte de manera básica. No tengas prisa, ¡ya iremos complicándolo en el futuro!

En este momento, aprender a saludar, a despedirte o a preguntar a alguien cómo está no te va a costar demasiado… Y, además, te va a ir abriendo las puertas al día a día de Corea. Simplemente con esto ya podrás saludar cuando entres en una tienda, acudas al trabajo, o clase, o cuando te cruces con alguno de tus vecinos.

5. La gramática en coreano

Una vez que cuentas con una pequeña base de vocabulario, llega el momento de comenzar a lidiar con la gramática. Quizás en este punto estás pensando que te vas a enfrentar a algo rarísimo y que vas a tener que empezar desde cero. Pero no es así.

Ten en cuenta que, aunque parezca mentira, la gramática coreana tiene algunas cosas en común con la española. Por ejemplo, si el sujeto ya ha sido introducido de forma previa, puedes omitirlo en la siguiente oración. Por eso, cuando empieces a fijar los conceptos gramaticales de esta lengua, descubrirás que hablar coreano no te resulta tan difícil como pensabas.

6. Las distintas formas de dirigirte a otras personas

Como ya sabes, en español podemos tratar a las personas de tú o de usted, dependiendo de la formalidad que se requiera en cada situación. Pues bien, en coreano sucede algo similar. Existen distintos grados de formalidad con los que puedes comunicarte con otras personas.

En este sentido, has de tener en cuenta cómo es la persona a la que te diriges, así como su edad. En función de esto, la terminación de los verbos va a cambiar. Puedes utilizar un tono informal para tratar con personas de tu misma edad o que sean más jóvenes que tú. El tono formal se utiliza principalmente con personas mayores o con desconocidos. Y, por último, tenemos el tono honorífico, que es el que menos se utiliza. Está reservado para circunstancias muy formales como, por ejemplo, las noticias.

7. La pronunciación es fundamental

Como hemos visto, el alfabeto, el vocabulario, los números, la gramática o las distintas formas de dirigirte a otras personas son muy importantes. Pero también lo es la pronunciación. Si vas a moverte por Corea, necesitas que otras personas te entiendan y así poder comunicarte con ellas… Y para eso resulta fundamental.

Practica todo lo que puedas, ya que es muy diferente a la pronunciación en español a la que estás acostumbrado. Puedes aprovechar y ver series o películas en coreano subtitulado, o escuchar música en este idioma para fijar los sonidos.

Por otro lado, si te decides por un profesor de coreano como los que encontrarás en italki, irás mucho más rápido. Este te ayudará con todos los puntos de este listado, pero especialmente con la pronunciación. ¿Por qué? Pues porque no solo podrás escuchar cómo habla. Este profesional también corregirá la manera en la que tú las pronuncias para que lo hagas casi como un nativo.

8. Aprende con clases particulares de coreano

aprender coreano online

En último lugar, pero no menos importante, no tienes por qué estudiar coreano por tu cuenta. Así conseguirás que todos los puntos que hemos tratado anteriormente sean todavía más sencillos.

En italki contamos con profesores particulares con los que puedes estudiar desde casa, y escogiendo las horas de clase. Además, como esas clases solo serán para ti, te asegurarás de que están totalmente personalizadas y adaptadas a tu ritmo.

Ten presente que aprender coreano es todo un reto. Entre otras cosas por su alfabeto y su pronunciación. Por eso, un profesor de este idioma puede ser fundamental para progresar a una buena velocidad.

Te proporcionará una experiencia educativa completa, con un plan personalizado, horarios flexibles y clases pensadas para ti. Además, no tendrás que aprender únicamente desde la lectura y la escritura. Tendrás enfrente a una persona que maneja totalmente el idioma; incluso un nativo, si es lo que buscas. Así, recibirás ayuda tanto para comprender el idioma hablado como para su pronunciación.

Las clases particulares serán ese booster que necesitas para acelerar tu ritmo de aprendizaje.

Un profesor particular de coreano te ayudará a avanzar mucho más rápido

En suma, no lo dudes más y aprende coreano con un profesor particular online. Podrás hacerlo a tu ritmo y escogiendo los horarios de las clases.

Ahora que conoces la guía definitiva para aprender coreano online, ¡solo queda ponerla en práctica! Si, además, lo haces con ayuda de un profesor, tus resultados se multiplicarán. Se trata de mucho más que un curso de coreano. ¡Tener a alguien que te acompañe en el camino y te ofrezca su experiencia con el idioma es toda una ventaja!

Related Posts