Chino

¿Cómo puedo aprender a escribir caracteres chinos?

¿Cómo puedo aprender a escribir caracteres chinos?

El chino es el segundo idioma más hablado del planeta, muy cerca del inglés. Por ello, todo apunta a que su influencia seguirá creciendo durante los próximos años. Sin embargo, su principal dificultad, como probablemente sabrás, es escribir caracteres chinos. Para las personas que no conocen el idioma resulta incomprensible, aunque tiene más sentido del que te imaginas.

Si quieres comenzar tus estudios de chino, debes saber que incluso un nivel intermedio otorga más valor a tu currículum. No obstante, antes debes comprender su escritura, una tarea que resulta algo compleja. Por ello, hemos preparado este artículo en el que te planteamos una primera guía. De igual forma, en italki te ayudaremos a afianzar estos conocimientos con nuestra metodología.

Las bases de los caracteres chinos

Parece sorprendente, pero no todos los idiomas disponen de un alfabeto. Este es el caso del chino. Es decir, no cuenta con un listado ordenado de letras, lo que complica relativamente los inicios. Sin embargo, sí que tiene una lógica bastante simple que rápidamente podrás comprender.

En sus comienzos, los chinos escribían por medio de imágenes asociadas a su vida cotidiana. Como sucedía con nuestro sistema, representaban personas o situaciones mediante dibujos. Con el paso de los siglos, fueron evolucionando hasta convertirse en símbolos parecidos a nuestras letras, pero no totalmente equivalentes.

¿Cómo escribir en letras chinas?

¿Cómo puedo aprender a escribir caracteres chinos?

La realidad es que este idioma posee un sistema de escritura bastante diferente del nuestro. En las lenguas occidentales (incluido el árabe, aunque parezca tan diferente) se combinan letras para formar palabras. Por su parte, las orientales mezclan símbolos vinculados a distintas palabras para formar otra.

Entonces, ¿cómo se escribe en chino? Para que lo puedas ver más fácilmente, te mostraremos un ejemplo:

La palabra «tiempo» se escribe «时» (shí), mientras que «zona» sería «区» (Qū). En combinación, estas dos formarían «时 区», es decir, «tiempo» + «zona» o, lo que es lo mismo, «zona horaria». Este método funciona con la mayoría de los conceptos en mandarín, por eso cada grafía posee distintos significados.

Como puedes ver, la mezcla de dos términos produce un fenómeno de asimilación. Esto quiere decir que sus significados se modelan ligeramente para llegar a un punto en común. En este sentido, las palabras pueden juntarse de otros modos, aunque eso es un nivel superior. Este es el procedimiento para crear las más habituales, que son la base de la escritura.

¿Qué lógica siguen los caracteres chinos?

Como explicamos antes, estos símbolos son la transformación de los antiguos dibujos. Esta es la razón por la que en Oriente se otorga tanta relevancia a la caligrafía, considerada como un arte. Si analizamos los distintos caracteres, podrás ver cómo aún hay algunos que muestran su origen de manera clara.

Un buen ejemplo es el término «山» (Shān), que quiere decir «montaña» y conserva su forma característica de altura. «火» (Huǒ), que equivale a «fuego», también nos permite percibir visualmente las semejanzas. Por su parte, «木» (mù) es «árbol», y su relación es todavía más evidente.

Descubre la lengua china a través de su caligrafía

Sin duda, la escritura china puede llegar a ser apasionante y no sigue un sistema tan libre como la occidental. Concretamente, en Oriente se cuenta el número de trazos que tiene cada símbolo. Se corresponde con lo que se dibuja desde que se apoya el lápiz en el papel hasta que se levanta.

Un perfecto ejemplo es «口» (kǒu) o «boca», que puede parecer increíblemente simple. Estamos casi seguros de que pensarás en hacerlo con dos únicos trazos: para el cubo y para la línea horizontal. Sin embargo, el método es algo más complejo, lo cual te permitirá empezar a familiarizarte con la visión que ellos tienen:

  1. Elabora una línea vertical en sentido descendente, que será el lado izquierdo.
  2. Haz una horizontal desde el extremo superior de la anterior y sigue para crear una esquina bajando por el lado derecho.
  3. Traza una última línea horizontal hacia el lado izquierdo para cerrar el cubo.

Como puedes ver, el proceso requiere tres trazos, pero eso es algo que se va aprendiendo con el tiempo. Lo más relevante, por ahora, es que sigas comprendiendo cómo se escribe en chino mediante sus aspectos más simples. Precisamente, la formación de palabras es la base de esta lengua y se aprende en el nivel básico.

El sistema de trazos, clave para escribir palabras en chino

Después de haber visto el trazo de manera individual, veremos cómo debes usarlo para la escritura. Esta es la parte más importante para aprender chino, así que te recomendamos prestar bastante atención. Es la unidad más pequeña que tiene el idioma, lo que sería equivalente a nuestras letras o, al menos, parcialmente.

Por lo general, existen ocho tipos distintos de trazos para escribir en letras chinas. Cada uno desarrolla una función dentro de la palabra y su modo de leerla, y no suelen tener significado propio. De hecho, en la grafía tradicional (a mano) suele ser complicado distinguirlos. Por ello, lo mejor es comenzar escribiendo en el ordenador hasta que te acostumbres.

1. Línea horizontal

Denominado «横» (héng), es el más simple de todos, además de ser el símbolo del número uno. Se representa como una línea horizontal trazada de izquierda a derecha y en sentido ligeramente ascendente.

2. Línea vertical

La grafía «竖» (shù) es una línea vertical que se traza en sentido descendente. Para ello, se aprovecha la propia fuerza del lápiz o bolígrafo para crear un pequeño desliz inicial hacia la derecha.

3. Punto

Conocido como «点» (diǎn), no es un punto en sí, sino una especie de coma. Se escribe de manera descendente, de nuevo, para utilizar la fuerza y hacer un triángulo desigual.

4. Línea descendente derecha – izquierda

El trazo «撇» (piě) es una línea diagonal descendente que va de izquierda a derecha. No es del todo recta, sino que se puede realizar una ligera curvatura que la hace parecerse a la «jota».

5. Gancho

El símbolo «钩» (gōu) es una especie de muesca que se coloca al final de otros trazos. Esta puede estar orientada hacia la izquierda o la derecha, dependiendo de la palabra. En cualquier caso, se hace de manera algo forzada para crear una esquina.

6. Línea ascendente con punto

Recibe la denominación «提» (tí) y finaliza en una especie de punto producido al levantar el lápiz. Comienza siempre en la izquierda y asciende en dirección a la derecha.

7. Curva

De nombre «折» (zhé), es una línea curva en sentido descendente que forma una esquina en la parte superior derecha. Es la que formaba el ejemplo que veíamos antes con la palabra «boca». Precisamente, era la que dificultaba la suma de trazos.

8. Línea descendente izquierda – derecha

Recibe la denominación «捺» (ná) y es la contraparte de la que veíamos en cuarto lugar. Comienza en la parte izquierda y se va graduando hacia la derecha mientras desciende. Mientras baja, esta efectúa una especie de curva que se intensifica.

¿Cómo se escribe en chino? Este es el orden de los trazos

¿Cómo puedo aprender a escribir caracteres chinos?

Después de haber visto los tipos de caracteres, es primordial que sepas cómo utilizarlos. Para ello, es fundamental aplicar una serie de criterios. Aunque te parezcan extraños, luego verás cómo tienen bastante lógica (esta es la clave del idioma). En cualquier caso, te recomendamos practicarlos con un profesor de chino para que te resulte más sencillo.

Primero, de arriba abajo

Lo más usual es comenzar por los trazos superiores y terminar por los inferiores. Este criterio se sigue en palabras como «言» (yán), que significa «palabra».

De izquierda a derecha

Ciertos términos tienen una distribución de trazos que hace más lógico desplazarse lateralmente. Dentro de este grupo, hay bastantes que comienzan por la izquierda, como es el caso de «红» (hóng). Este es el concepto para el color «rojo».

Horizontal y, luego, vertical

El término «丰» (féng), que significa «rico» es el mejor ejemplo de ello. Como puedes ver, su escritura se inicia con los tres trazos horizontales. Por último, se efectúa uno más para atravesar los anteriores.

En diagonales, primero por la derecha

Cuando coexistan varias líneas diagonales, se suele comenzar por las que parten del lado derecho y caen al izquierdo. Esto sucede, por ejemplo, con palabras como «人» (rén), cuya traducción al español es «gente».

Desde el centro para respetar la simetría

La simetría es muy importante en el idioma chino, ya que otorga cierta coherencia. Por ello, los caracteres que puedan mantenerla se rigen por un método distinto. En este caso, se empieza primero por el centro, como se puede ver en «小» (xiao) o «pequeño».

De dentro hacia fuera

Otra manera de mantener una cierta simetría es comenzar desde el interior. Las palabras que contienen trazos cerrados siguen este método. Lo puedes ver en «回» (huí), que quiere decir «espalda».

Como has podido ver, el chino no es un idioma indescifrable. Cierto es que requiere esfuerzo y constancia, pero es algo que está a tu alcance. En italki queremos apoyarte en tu proceso y proponerte un reto. ¿Y si comienzas a descubrir las impresionantes claves de este idioma? Ya tienes una primera base, ¡comienza tu aventura lingüística y aprende chino con nosotros!

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.