¿Cuál es el origen de la caligrafía coreana?
Coreano

¿Cuál es el origen de la caligrafía coreana?

¿Sabes cómo es la caligrafía coreana? ¿Y su historia? Descubrirlo será una de las primeras cosas que harás cuando te inicies en el aprendizaje del idioma oficial de Corea. Deberás dominar el arte de realizar cada trazo para recrear letras simples y letras compuestas que pronto distinguirás.

Antes de coger tinta y pincel, lo ideal es comenzar a recibir clases de esta lengua con un profesor especializado. De este modo, podrás ir avanzando, paso a paso, en la adquisición de conocimientos. De forma paralela, puedes hacerte con unas libretas de caligrafía coreana. Sus páginas te permitirán entrenarte para perfeccionar tus habilidades.

Si estás decidido a aprender coreano, te recomendamos que recurras a italki. Nuestra plataforma, especializada en la enseñanza de más de 150 idiomas, te ayudará.

Cómo nació la caligrafía coreana

La caligrafía, que fue concebida en Asia como una manifestación artística, vio la luz en China. Tal vez no lo sepas, pero gozaba en sus inicios de más importancia incluso que la creación de obras pictóricas. Con el tiempo, el valor de ambas disciplinas se fue equilibrando.

Pero ¿serías capaz de decir cuándo entró la caligrafía china en Corea? Se introdujo hacia el siglo II como consecuencia directa de la expansión que vivió el budismo. La religión jugó, en consecuencia, un papel clave en su entrada dentro de las fronteras de este y otros países.

De hecho, fue la caligrafía hanja, nombre que reciben los caracteres chinos, la que imperó en Corea durante muchos siglos. Hubo que esperar al siglo XV, bajo el dominio de la dinastía Choseon, para que se creara el hangul. Este es el nombre que recibe el alfabeto nativo coreano promulgado en el año 1446. Inicialmente, su denominación fue Hunmin Jeongeum (en español, sonidos apropiados para instruir a la gente).

Este alfabeto representó el origen de la caligrafía propiamente coreana, también conocida como seoye. Su creación no supuso, sin embargo, el destierro de la china. Todo lo contrario, ya que esta seguiría empleándose hasta bien entrado el siglo XIX. En concreto, hasta que tuvo lugar la ocupación japonesa de Corea de 1910 a 1945. Pronto esta caligrafía nativa coreana sería el germen de nuevos y diversos estilos.

En definitiva, su historia estaba ya escrita… o casi.

Los cinco tipos de caligrafías

La caligrafía derivada de la china que se utilizó en Corea dio un total de cinco tipos diferentes de caligrarías:

  • Jeonseo (전서 / 篆書), llamada también caligrafía de sello por emplearse para este fin. Su seña de identidad es la uniformidad, especialmente visible en su espesor.
  • Elegí ( 초서 / 草書) o choseo, que se traduce en una escritura cursiva. Lo recomendable es no utilizar su versión extrema, puesto que se pone en riesgo el que siga siendo legible.
  • Haeseo ( 해서 / 楷書), se configura en todos los casos en bloques, que aparecen en espacios cuadrados. Tienen un tamaño siempre proporcional.
  • Haengseo ( 행서 / 行書), conocida como caligrafía semicursiva. Se caracteriza por resultar rápida a la hora de escribirla, así como práctica. No se pone en riesgo su comprensión.
  • Yeseo ( 예서 / 隸書) es la utilizada de manera oficial. Es identificable por ser muy legible, sobre todo, si se la compara con la cursiva, y de una apariencia angular. Su comprensión entraña nula o muy poca dificultad.

Los calígrafos coreanos más destacados de la historia

A lo largo de su historia, Corea ha contado con relevantes maestros calígrafos, cuya fama ha llegado hasta nuestros días. Estos que hemos reunido a continuación son algunos de los principales nombres:

  • Kim Saeng. Vivió en el siglo XVIII y está considerado como el primer maestro coreano de esta disciplina. La calidad de su trabajo hizo que fuera comparado con el realizado por el reputado calígrafo chino Wang Xizhi.
  • Choe Chi-won. Era un poeta y filósofo nacido en Silla en el siglo IX. Si por algo ha sido reconocido es por su caligrafía.
  • Yu Shinan. Perteneciente a la dinastía Tag, fue calificado de excepcional y diligente. Su estilo se definía como elegante y constante en todo momento.
  • Ouyang Xun. Aseguran que llegó a ser tenido por el mejor calígrafo de la dinastía Tag. Sus trazos se caracterizan por ser simples, fuertes y empinados, y las señas de identidad de las que goza esta caligrafía.
  • Yan Zhenqing. Además de calígrafo, fue general militar y político. No es de extrañar que, dado el especial cuidado de su obra, otras personas traten de imitarlo también hoy en día.
  • Zhao Mengfu. Descendiente de la dinastía Song, este calígrafo fue príncipe, erudito y artista. Su trabajo fue muy apreciado. La que fuera su casa acoge ahora un museo dedicado a su producción. Su hijo, Zhao Yong, siguió también con éxito su ejemplo en el mundo de la caligrafía y la pintura.
  • Kim Jeong-hui. Llegó a ser toda una celebridad por su caligrafía durante la dinastía de Joseon. Fue el creador del estilo de escritura Chusa. El nombre se corresponde con uno de los seudónimos que él mismo empleaba en sus propuestas. Fuerza, grosor y expresividad son las claves de su producción.

Cuáles son sus herramientas o cuatro amigos de la caligrafía

Cuáles son sus herramientas o cuatro amigos de la caligrafía

La caligrafía tiene cuatro amigos o herramientas que se emplean a la hora de plasmar sus textos. Estos amigos reciben, en coreano, el nombre de mungbangsawoo (文 房 四 友). Es el momento de abordarlos, uno a uno, para saber cuál es la importancia de la que disponen estos tesoros.

1. El papel

Es el soporte empleado para plasmar la caligrafía. Aunque puede utilizarse cualquier papel, siempre que sea capaz de absorber la tinta, lo ideal es decantarse por hanji. Este es el nombre con el que se conoce el papel coreano más tradicional. Está elaborado a base de morera.

2. El pincel

Este instrumento, fabricado en bambú y pelo de origen animal de idéntico tamaño, debe cumplir una serie de requisitos. Es bueno que lo tengas en cuenta a la hora de escogerlos. Se reducen a tres principales:

  • Elígelo grueso.
  • Procura que termine en punta.
  • De suavidad media.

3. La tinta

No la encontrarás en el formato actual, es decir, en un recipiente con líquido negro. Al contrario. Tiene forma de barra de hollín de origen vegetal que ha sido comprimido para su venta. Proviene de árboles quemados.

Cuando te dispongas a usarla, añade agua y el pigmento en cuestión, pero en la proporción que creas más conveniente. Es así como lograrás la densidad que necesitas. Según esa proporción, el trazado será diferente.

4. La piedra

Es el material con el que se fabrica el recipiente que precisa el calígrafo. En él se deposita el agua que se mezcla con la barra de tinta. Se caracteriza por disponer de una superficie más bien rugosa y por no ser absorbente.

5. Otros instrumentos

Además de las cuatro herramientas básicas, los expertos recuerdan que es preciso disponer de otros instrumentos:

  • Pinzas.
  • Un recipiente para el agua.
  • Un recipiente para lavar el cepillo.
  • Un recipiente en el que depositar los pinceles mientras no se emplean, o finalizada su utilización.
  • Un yeonjeok.
  • Munjin.
  • Una pesa de papel.

Cómo se empieza a estudiar la caligrafía coreana

Lo ideal es comenzar a escribir el alfabeto, carácter a carácter:

  • Las 10 vocales consideradas básicas: ㅏ (a),ㅑ (ya), ㅓ (o abierta), ㅕ (yeo), ㅗ (o), ㅛ (yo), ㅜ (u),ㅠ (yu), ㅡ (eu) , ㅣ (i).
  • Las 14 consonantes también básicas: ㄱ (g,k), ㄴ (n), ㄷ (d,t), ㄹ (r,l), ㅁ (m), ㅂ (b,p), ㅅ (s), ㅇ (h muda), ㅈ (j), ㅊ (ch), ㅋ (k), ㅌ (t), ㅍ (p), ㅎ (j).

Más adelante, podrás conocer:

  • Las 11 vocales denominadas compuestas: ㅢ, ㅚ, ㅐ, ㅟ, ㅔ, ㅒ, ㅖ, ㅘ, ㅝ, ㅙ, ㅞ.
  • Las 5 consonantes dobles: ㄲ, ㄸ, ㅃ, ㅉ, ㅆ.

Busca un profesor de coreano particular online

Busca un profesor de coreano particular online

Para que tu aprendizaje de este idioma sea el que precisas, lo mejor es que busques un profesor de coreano particular en línea. Este método es el que te garantiza dominar cualquier lengua en el menor tiempo posible, dada su eficacia.

Aunque esta es su principal ventaja, existen otras no menos importantes:

  • Se trata de un método de enseñanza flexible, puesto que tú eliges los días y las horas de las clases.
  • También eliges el lugar desde el que recibes esas clases (el salón de casa, tu segunda vivienda, la oficina, etc.).
  • Escoges su contenido, priorizando un tema o una cuestión determinada.
  • Eres tú quien marca el ritmo de avance del estudio de esta lengua.
  • Pagas únicamente por las clases que recibes y no mensualidades fijas.
  • Ahorrarás el tiempo y el dinero que emplearías en los desplazamientos a una academia.
  • El profesor focaliza en ti su atención tanto en las lecciones como en los avances con las libretas de caligrafía coreana.

En conclusión, con este docente particular online, además del idioma, dominarás la caligrafía coreana, imprescindible para poder comunicarte por escrito. No lo pienses más y aprende coreano de la mano de italki. Contacta con nosotros y en nuestra plataforma te ayudaremos a comenzar cuanto antes, para que descubras una lengua llena de atractivo.

Related Posts