Japonés

Facilidades y dificultades de aprender japonés

Cómo aprender japonés fácilmentefácil: en este artículo de italki hacemos un repaso por las principales facilidades y dificultades del aprendizaje de este idioma

En el mundo occidental, el japonés es tratado casi como si fuera una lengua exótica. Con frecuencia se considera que está reservado para amantes del manga o de la cultura nipona. Pero la realidad muestra que es la decimotercera más hablada del mundo, con 125 millones de personas que la dominan. Si te has propuesto encontrarte entre ellas, en este artículo te explicaremos cómo aprender japonés fácilmentefácil. Cuando hayas terminado de leer este artículo, te habrás acercado un poco más al idioma. Quizás esta sea tu base para comenzar con el proceso de aprendizaje. Para avanzar en su conocimiento a tu ritmo, te recomendamos a los profesores de italki.

Cómo aprender a hablar japonés: claves básicas

En primer lugar, ¿qué es comprender un idioma? Muchas personas responderían que es entenderlo al leer. En cierto modo es así, pero no es a lo que nos referimos nosotros. En realidad, se trata de analizar su sistema gramatical, su fonética y su semántica, entre otros aspectos.

Su sistema gramatical, no tan distante

Casi todas las lenguas del planeta siguen un sistema muy parecido en cuanto a su gramática más básica. En este sentido, se ordenan según un criterio de sujeto + verbo + objeto/complemento. La que nos ocupa no es ajena, pero reserva el verbo para el último lugar.

Para ordenar todos sus tipos de términos, recurren a un sistema doble:

  • Palabras independientes:. Pueden ser conjugables o no conjugables, engloban sustantivos, adjetivos, pronombres, adverbios, prenominales , interjecciones y conjunciones.
  • Palabras auxiliares:. Se dividen en no conjugables (con distintas partículas) y contables. En sí, es el grupo más difuso, pero tiene la función de complementar a las anteriores.

La fonética, un parecido sorprendente con el español

Este dato te sorprenderá, y es que la fonética es muy parecida a la del español. Son dos lenguas que no partieron de la misma raíz y no estuvieron en contacto durante siglos. No obstante, comparten incluso las mismas cinco vocales, pero con distinto orden (a, i, u, e, o). Esta es la primera coincidencia que te queremos plantear, junto con su pronunciación átona (es decir, como se escriben) .

Por el contrario, encontramos varias dificultades que conviene tener en cuenta. Precisamente, el hecho de que su pronunciación sea tan similar es un arma de doble filo. ¿Por qué motivo? Debido a que es común cometer errores al asimilar sus fonemas con los españoles en todo momento:

  • La «y» no se pronuncia como una «i» o una «ll», sino como una «j». Esto puede dar lugar a cambios de significado.
  • La «sh», que no existe en español, pero sí en otros idiomas. Para que no la olvides, recuerda la palabra «sushi».

Su semántica, fácil y difícil a la vez

¿Cómo son las palabras en japonés? Si te decimos que resulta fácil y difícil a la vez, probablemente te quedes igual. Esta lengua cuenta con 106 sílabas, un número excepcionalmente reducido en comparación con otras. Esto hace que resulte bastante más sencillo cuando ya adquieres cierta fluidez en la lectura.

Sin embargo, precisamente esto abre una dificultad que pronto notarás. Como hay tan pocas sílabas, la mayoría de las palabras son monosílabas. Por ello, se recurre en numerosas ocasiones a la polisemia (mismo término con distintos significados). De este modo, resulta primordial comprender el contexto.

Las principales dificultades del japonés

Las principales dificultades del japonés

Este apartado te servirá para poner a prueba tus ganas de aprender japonés. Te mostraremos las dificultades que tiene, pero siempre con un mensaje claro:. Si las han superado más de 100 millones de hablantes, tú también puedes hacerlo.

1. Tres sistemas de escritura

Este aspecto puede confundirte al principio, pero acabarás dominándolo si te lo propones. En lugar de un solo alfabeto, ellos tienen tres. La elección entre uno u otro obedece a criterios de situación y gramática, entre otros:

  • Kanji:. De inspiración china, son ideogramas (asociación de una letra a una idea visual). Son la pieza clave del lenguaje y se usan para sustantivos, adjetivos, verbos y otras categorías.
  • Hiragana:. Es el sistema más parecido a un alfabeto de los tres y está compuesto por partículas . Contiene 46 caracteres que no son letras, sino sílabas.
  • Katakana. Es muy parecido al anterior (representa los mismos 46 sonidos, pero los caracteres son diferentestambién tiene 46 caracteres, pero con sonidos diferentes). De inspiración budista, se emplea mayoritariamente para representar términos extranjeros u onomatopeyas.

2. Hablan muy (demasiado) rápido

¿Has oído hablar a un nativo en francés? Si lo has hecho, te habrás quedado alucinando con la velocidad a la que hablan. Con los nipones sucede exactamente igual, hablan bastante rápido. Si estás empezando, no tendrás problemas, los contenidos audiovisuales para principiantes van más despacio.

No obstante, para que no te asuste lo anterior, vamos a mostrarte una curiosidad. En 2019, la Universidad de Lyon publicó un estudio que resultó muy revelador. Según sus investigaciones, los dos idiomas que se hablan más rápido del mundo son el japonés… y el español. ¿El motivo? Sus (y nuestras) sílabas, que transmiten menos información.

3. La legendaria formalidad nipona

Si conoces la cultura del país, sabrás que conceden bastante importancia a las formas y el respeto. Lo hacen hasta tal punto de que incorporan todo un sistema de lenguaje empleado para expresar educación y amabilidad. Se denomina keigo y es más que un registro, es como si fuera un idioma aparte.

Asimismo, quienes lo dominan, lo reservan solo para contextos profesionales o para hablar con personas de avanzada edad. De esta manera, incorporan variaciones de significado en palabras comunes o categorías (prefijos y sufijos) honoríficas. Por su elevada complejidad, las empresas suelen organizar cursos de formación.

4. Tres niveles de lenguaje

Relacionado con lo anterior, hay tres niveles de lenguaje. El keigo es solo uno de ellos, pero merecía una mención aparte por la gran relevancia que le conceden. Se emplean según el contexto y el tipo de interlocutor. Debes saber que hay tres, aunque no es básico para aprender japonés. ¡Conócelos y ve más allá!

  • Nivel honorífico:. Es el que hemos visto antes (el keigo).
  • Nivel cortés:. Es el que se emplea en la vida cotidiana.
  • Nivel plano o humilde:. Es para situaciones informales.

5. Diferencia entre lengua escrita y hablada

Sorprendentemente, pocos saben esto hasta que se lanzan a aprender la lengua. Este idioma no es el mismo cuando se escribe que cuando se habla, y la razón te sorprenderá. En el primer caso, se recurre más a los términos chinos (los ideogramas que veíamos antes). En el segundo, se utilizan los términos japoneses, que es lo que consideraríamos más lógico .

La otra cara de la moneda: descubre lo fácil de aprender japonés

La otra cara de la moneda: descubre lo fácil de aprender japonés

Después de haber hecho un breve repaso, queremos darte tres buenas noticias. La primera es que tú puedes aprender el idioma y dominarlo si te lo propones. La segunda, por su parte, es que, con un profesor de japonés, el proceso será más sencillo. La tercera es que este idioma también puede resultar fácil, y te lo vamos a demostrar.

1. ¿El género? Siempre neutro

¡Por fin un idioma en el que no tienes que preocuparte por los géneros! Puedes olvidarte de sufijos para masculino y para femenino, todos los sustantivos son neutros. La única marca pertenece a los pronombres, pero es obvio, conviene diferenciar «él» de «ella». El resto, por su parte, queda libre de una cuestión que suele complicar el aprendizaje en otras lenguas.

2. Préstamos y calcos léxicos

Como bien sabes, los idiomas tienden a ser algo descarados, y eso es algo que se aplica también a este. En este caso, una parte relevante de su vocabulario está formada por préstamos del inglés. Incluso es posible encontrar adaptaciones de otras lenguas que demuestran que están más cerca de lo que crees:

  • La palabra inglesa baseball (béisbol) se denomina bēsubōru.
  • El término coreano taekwondo (aceptado en español) se conoce como tekondō.
  • La denominación gourmet (adaptada como «gurmé» en español) se llama gurume.

3. Los plurales, relegados a un segundo plano

Para continuar, podríamos decir que este idioma no tiene plurales, pero sería una afirmación demasiado categórica. Otra de sus ventajas es que no tiene distinción de número. Sin embargo, este debe deducirse según el contexto, que es bastante clarificador (afortunadamente). No te preocupes, esto es algo que vas adquiriendo con el tiempo.

4. Solo dos tiempos verbales

¿Cuántos tiempos verbales hay en español? De manera básica, existen el pasado, el presente y el futuro. Después, cabría añadir el condicional y todo el modo subjuntivo, que es un tema aparte. El idioma nipón únicamente cuenta con dos: presente y pasado (el futuro se hace con formas perifrásticasprogresivas).

5. Nada de indefinidos ni conjugaciones con sujeto

Relacionado con la gramática, las conjugaciones basadas en el sujeto suponen un verdadero quebradero de cabeza para los aprendices. El japonés, por suerte, va en otra dirección en este sentido y no las incorpora. De igual modo, no tiene definidos ni indefinidos, lo que facilita la creación de oraciones . En consecuencia, es más difícil cometer errores de concordancia.

En definitiva, ya has visto cómo aprender a hablar japonés y has comprobado que no es tan lejano. También sabes cómo aprender japonés y conoces los posibles obstáculos. Ha llegado el momento de proponértelo y comenzar con tus estudios. En italki ponemos todos los medios a tu disposición. ¡Comienza tu aventura y aprende japonés!

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.