Italiano

Género de los sustantivos italianos

aprender italiano

Has comenzado a aprender italiano y ya sabes algunas palabras en este idioma. ¡Enhorabuena! No obstante, recuerda que aún tienes bastante camino por delante hasta que domines esta lengua. Necesitas seguir estudiando para poder mantener una conversación con la suficiente fluidez.

Para ello, te damos algunas recomendaciones. La primera: aprende palabras en italiano. Cuando lo hagas, estudia el género en italiano de todas ellas. ¿Para qué? Para descubrir cuáles son masculinas y cuáles femeninas. Este paso es fundamental a la hora de diferenciarlas. También es clave para saber cómo formar su plural, como comprobarás a lo largo de este artículo.

A pesar de que en él te desvelamos esta parte importante de la gramática, te recomendamos que recurras a italki. Principalmente, porque nuestra plataforma es la opción ideal para avanzar en tu aprendizaje del italiano y otros muchos idiomas. Aunque te guste progresar de forma autodidacta en tus estudios, un apoyo profesional siempre te proporcionará mejores resultados.

Los sustantivos y el género en italiano

parli italiano

Si ya te has iniciado en el estudio del italiano, conocerás un buen número de sustantivos. ¿Cuántos sabrías decir? Seguro que eres capaz de nombrar multitud de palabras. Desde ragazzo hasta giorno, pasando por notte, libro, bicicletta, treno, via, macchina, pesce, rizzo, prezzo, appartamento, televisione, sapone, profumo, etc. ¡Bravo! Tus esfuerzos dan resultado.

De igual modo, conforme aprendas nuevos términos, también sabrás cuáles son masculinos y cuáles, por el contrario, son femeninos. En italiano solo existen estos dos tipos. No existen, en consecuencia, los sustantivos de género neutro, como sí ocurre con otras lenguas, como puede ser el alemán.

Conocer el género de cada término no es algo que entrañe excesiva complicación. Por un lado, cuando se refiere a un ser vivo, el género se corresponde con su sexo. Por otro, este suele ser, por lo general, el mismo que en español. Existen, asimismo, algunas reglas básicas que te facilitarán, sin duda, esta labor. Pero ten cuidado porque todas las reglas, como se dice popularmente, tienen su excepción. Y en este caso también encontrarás algunas excepciones verdaderamente reseñables que has de tener en cuenta.

Es el momento de abordar esta cuestión con una mayor profundidad para que no tengas dudas de cara al futuro.

1. Los sustantivos masculinos

Se consideran masculinos, generalmente, aquellos sustantivos que tienen las siguientes terminaciones:

  • Los que finalizan en o. Se trata, por ejemplo, de términos como bambino (niño), libro (niño), uomo (hombre), cioccolato (chocolate), braccio (brazo), succo (jugo)…
  • Los que acaban en consonante. Este es el caso de diesel (diésel), bar (bar), film (película), tram (tranvía), etc.

Esta norma te ayudará a identificar las palabras de género masculino. Siguiéndola, trata de sumar más términos a los que te hemos señalado en cada caso. Seguro que se te ocurren muchos.

Existen, como te avanzábamos, excepciones que más adelante nos encargaremos de abordar para que no cometas errores.

2. Los sustantivos femeninos

Al igual que ocurre con los sustantivos masculinos, los femeninos pueden diferenciarse de los primeros en función de su terminación. Para que te resulte más sencillo identificarlos, te mostramos cúales son:

  • Los sustantivos que terminan en -a. Estaríamos hablando de strada (calle), tavola (mesa), casa (casa), fragola (fresa), pattuglia (patrulla), matematica (matemática), schiuma (espuma) y otros muchos.
  • Los sustantivos que terminan en -i. Son términos como crisi (crisis), tesi (tesis), genesi (génesis), análisi (análisis), etc.
  • Los sustantivos que terminan en -u. Palabras como gioventù (juventud) y virtù (virtud), son un buen ejemplo.

A la hora de abordar estas tres terminaciones, no olvides que pueden existir algunas excepciones. Aunque pocas, estas se hallan presentes en el italiano.

3. Los sustantivos que escapan a estas reglas

A pesar de que las normas que acabas de ver se cumplen en infinidad de casos, hay excepciones. Debes tenerlas en cuenta para no errar al considerarlas de un género o de otro.

En primer lugar, has de saber que algunos términos acabados en –o pueden ser femeninos y no masculinos. Escapan, así, a la regla. ¿Sabrías decir cuáles son? Se trataría de radio (radio), mano (mano), foto (foto)…

En segundo lugar, puede darse el caso de que una palabra finalice en consonante y sea también femenina. De esta forma, no sería masculino el término email (correo electrónico). Se trata de un número más bien escaso.

En tercer lugar, aunque la mayor parte de las palabras acabadas en -a son femeninas, existen unas pocas masculinas. ¿Te vienen ejemplos a la mente? Problema (problema) es uno de ellos. Otros ejemplos son: dramma (drama), tema (tema), pilota (piloto), duca (duque), etc.

Los sustantivos que acaban en -i son otro caso. Es cierto que la gran mayoría son femeninos, pero hay, nuevamente, excepciones. Algunos de estos términos son masculinos. Así ocurre, entre otros, con brindisi (tostada) y taxi (taxi).

Para finalizar, están los sustantivos que acaban en -u y que no son femeninos, sino masculinos. A este grupo pertenecen ragù (ragú), tabù (tabú)…

Antes de dar por concluido este apartado, es necesario hacer referencia a otros términos que se consideran, igualmente, una excepción. Son aquellos que se mantienen igual cuando son considerados femeninos y masculinos. No hay variación alguna en su ortografía por su género. Es lo que ocurre, precisamente, con la palabra giornalista (periodista). Puede decirse il giornalista (el periodista) y también la giornalista (la periodista). Lo mismo ocurre con turista.

4. El plural de los sustantivos

Una vez hemos establecido las diferencias de género de los sustantivos, te toca dar un nuevo paso. Ha llegado la hora de aprender a pasar del singular al plural. Para hacerlo, puedes recurrir a una regla básica. Nos referimos a la que establece un modo de hacerlo en función de la terminación de la palabra. Atiende a estas instrucciones:

  • Cuando el sustantivo finaliza en -o, el plural se formará acabado en -i. Es así como se pasa de ragazzo (chico) a ragazzi (chicos).
  • Cuando el sustantivo finaliza en -a, el plural se formará acabado en -e. De esta forma, el plural de ragazza (chica) será ragazze (chicas).
  • Cuando el sustantivo finaliza en -e, el plural se formará acabado en -i. Así, studente (estudiante), pasará a ser en plural studenti (estudiantes).

Aprender italiano siguiendo estas normas y sin dejar de atender a sus excepciones resulta más sencillo.

Opta por un profesor particular online para aprender más rápido

profesor particular online

Si buscas un profesor de italiano para dominar la lengua de Dante, opta por uno particular online. Esta es la manera más rápida y eficaz de avanzar en tu aprendizaje. Son muchas las ventajas en las que se traduce. Estas que te enumeramos son algunas de las más destacadas:

  1. Su atención se focalizará 100 % en ti, ya que no tendrá otros alumnos a los que atender simultáneamente.
  2. El nivel de personalización es total. Las clases se adaptarán a ti por completo. De este modo, si algún tema se te resiste, se incidirá en él. Si asimilas rápido otros, no será preciso insistir en ellos y avanzarás con mayor fluidez.
  3. Adquirirás un conocimiento profundo del idioma italiano.
  4. Puedes formular tus dudas y preguntas con total tranquilidad.
  5. Eres tú quien elige cuántas clases recibes y cuándo. En otros sistemas tradicionales, tú eres quien debes adaptarte al programa lectivo en cuestión.
  6. Tienes la oportunidad de seguir las lecciones desde el punto que desees. Se acabó el desplazarte a un aula. Puedes recibir tu formación desde casa, tu lugar de trabajo, la montaña, la playa y cualquier país del mundo.
  7. La flexibilidad es otra de sus ventajas. Tú eliges el ritmo de tu aprendizaje, en función de tus avances o de tus necesidades.
  8. La relación entre la calidad y el precio resulta más que interesante.
  9. Te olvidarás de las cuotas fijas.
  10. Tienes acceso a profesores de todo el mundo y puedes elegir el que más te convenza.

¿Cómo dar los primeros pasos en italki?

Aprende palabras en italiano y sigue con tu aprendizaje con un profesor online particular, como los que tenemos en italki. Para dar tus primeros pasos con nosotros, comienza por acceder a nuestra página web. Elige el italiano o cualquiera de los más de 150 idiomas que ofrecemos.

A continuación, escoge uno de los docentes disponibles y programa tu primera clase. Es así de sencillo. Posteriormente, decide cuándo tendrán lugar las siguientes clases que recibirás. Con ellas, dominarás el género en italiano, el vocabulario y el resto de la gramática.

Este idioma te permitirá dar un impulso a tu profesión. A su vez, te será muy útil si piensas viajar a Italia, ya que podrás comunicarte con fluidez con sus habitantes. Se calcula que en la actualidad más de 85 millones de personas lo hablan en todo el mundo.

Las palabras en italiano y su género serán uno de los primeros temas que abordes al estudiarlo. Más tarde vendrán otros muchos de gran interés. Desde los verbos hasta su conjugación, sin olvidar los pronombres, los superlativos, los números, las preposiciones, los adjetivos, etc. Comienza hoy mismo a formarte en este idioma con todas las facilidades de tener un profesor particular solo para ti en Internet. ¡Aprende italiano con italki!

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.