Japonés

¿Es fácil aprender japonés? – Estudia con profesores particulares

¿Es fácil aprender japonés? – Estudia con profesores particulares

Basándonos en la premisa de que aprender cualquier idioma nuevo nunca es fácil para una persona adulta, especialmente porque, al contrario que cuando somos niños, ya hemos adoptado ciertas costumbres difíciles de modificar en nuestra propia lengua o resurge el eterno problema de la falta de tiempo, determinar si es fácil aprender japonés o es complicado, dependerá mucho de cada persona y sus circunstancias.

Lo que sí podemos decirte es que no será pan comido y, de ninguna manera, imposible. Toma nota, porque en el siguiente post te mostraremos la forma más fácil de sumergirte en la lengua japonesa y no naufragar en el intento.

El primer desafío del idioma japonés: la escritura

Para los que estamos familiarizados con las lenguas latinas o las germánicas como el español, el francés, el inglés o el alemán, aprender japonés puede resultar un reto considerable. Una de las primeras preguntas que suelen hacerse los estudiantes de países occidentales sobre la lengua japonesa es: ¿cómo puedes aprender a escribir o leer si no se utilizan letras?

Lingüistas de todo el planeta coinciden en que el sistema de escritura japonés es uno de los más complejos del mundo (o quizás el más complejo). El motivo principal de su dificultad es debido a que el alfabeto japonés está compuesto por tres tipos de escritura usados habitualmente: el hiragana, el katakana y el kanji. Si tu objetivo es llegar a dominar el idioma en su totalidad, deberás aprender las tres formas.

El kanji es el sistema más importante y el más temido por los alumnos. Existen decenas de miles de kanjis, es decir, ideogramas con su propio significado, pero no te alarmes, bastará con que sepas 2.000 kanjis para conseguir dominar el japonés a nivel universitario. Para que te hagas una idea, los alumnos de primaria en Japón aprenden alrededor de 1.000 kanjis durante los seis años de estudio.

Por otro lado, el katakana y el hiragana son alfabetos fonéticos y cada letra representa una sílaba. Cada silabario se escribe de manera diferente y tienen misiones específicas, a pesar de que ambos poseen los mismos sonidos. Estos componentes son la base del idioma japonés y son relativamente fáciles de aprender.

Hablar japonés es más fácil de lo que uno imagina

Así como la escritura y la lectura en japonés te podrán ocasionar más de un dolor de cabeza durante tus inicios, y a diferencia de lo que muchos tienden a pensar, hablar japonés es más fácil de lo que uno imagina, en especial para los hispanoparlantes.

La fonética japonesa (los sonidos que constituyen esta lengua) es sorprendentemente sencilla si la comparamos con otros idiomas, como por ejemplo el inglés. Esto supondrá que la pronunciación en japonés no represente un reto demasiado complicado para ti.

Tanto el español como el castellano contienen 5 vocales (a, e, i, o, u) y todas a excepción de alguna variación en la letra “u” se pronuncian igual. Otro dato alentador es que en castellano hay 22 consonantes y en japonés solo hay 13 y no existen las consonantes dobles.

Además, el idioma japonés es silábico y las palabras terminan íntegramente en consonante más vocal o simplemente en una sola vocal, salvo algunas excepciones que finalizan con la letra “n”. Comprueba tú mismo lo fácil que es pronunciar algunas palabras que el castellano ha prestado de la lengua japonesa y que usamos muy a menudo. Karaoke, sumo, soja, samurai, bonsai, sushi, tsunami o tempura, son solo algunas de ellas, y si se las dices a alguien natural de Japón, te entenderá perfectamente. Parece fácil, ¿verdad?

¿Cuánto tiempo se tarda en aprender japonés?

Es muy difícil precisar el tiempo concreto que te llevará aprender japonés, porque dependerá de muchos factores, entre ellos, la habilidad que tengas con los idiomas, cómo es tu adaptación a los métodos de aprendizaje que elijas o el tiempo y esfuerzo que dediques al estudio de la lengua nipona.

No obstante, según los expertos, para alcanzar la fluidez en japonés se requieren varios años de estudio, posiblemente entre dos y cuatro a pleno rendimiento. O, dicho en otras palabras, si tu finalidad es conseguir un nivel avanzado de japonés, deberás comprometerte al cien por cien, y eso implica renunciar a muchas otras cosas durante tu rutina diaria. Lógicamente, cuantas más horas estudies, más rápido aprenderás.

Definir cuáles son tus objetivos lingüísticos es una de las primeras tareas que tienes por delante. Hay una gran diferencia entre marcarse como meta aprender japonés básico o conversacional, y lograr la excelencia en el idioma. Aprender a escribir o a leer, conocer las reglas gramaticales o ampliar tu vocabulario serán aspectos fundamentales, sea cual sea tu propósito, pero no serán los únicos.

Ten en cuenta que, si no practicas el idioma de forma regular, el objetivo será difícilmente alcanzable. Cuanto más tiempo te empapes de la lengua japonesa, más fácil y rápido te resultará aprenderlo. Empieza por lo más sencillo, especialmente las cosas que despierten tu interés. Japón y el idioma japonés tienen tantas singularidades que seguramente encontrarás motivos que facilitarán su aprendizaje.

Los mejores métodos de aprendizaje para dominar el japonés

Tomar clases o cursos en una academia de idiomas online o de manera presencial, utilizar aplicaciones del teléfono, estudiar o trabajar en el extranjero, etc.; hoy en día existen infinidad de formas de aprendizaje disponibles para los estudiantes de japonés o de cualquier otro idioma.

Sin embargo, partiendo de la base de la importancia de practicar el idioma frecuentemente y divertirse mientras estudias lo que tú desees aprender, nuestra recomendación es acudir a un profesor de japonés particular online nativo y con experiencia para poder conseguir tus objetivos a corto, medio o largo plazo.

En la plataforma de aprendizaje de idiomas italki podrás elegir entre más de 1.200 profesores particulares de japonés nativos, que te ayudarán a descubrir rápidamente si realmente es fácil aprender japonés o si, por el contrario, es más complicado de lo que pensabas a priori. Aprende desde ya mismo una de las lenguas más interesantes del planeta con el profesor que mejor se adapte a tus necesidades. ¿Estás preparado?

Related Posts