¿Por qué estudiar alemán?
Alemán

¿Por qué estudiar alemán?

¿Te estás planteando estudiar alemán, pero no acabas de dar el paso? Puede que dudes a la hora de elegir entre este y otros idiomas que te gustaría conocer. También es posible que temas que te resulte especialmente complicado iniciarte en su aprendizaje.

Sin embargo, debes dejar a un lado estos temores iniciales y cualquier otra reticencia que tengas. Existen razones de peso para que comiences a estudiar alemán en Alemania o en España con un profesor nativo. En esta entrada te damos diez motivos para que tomes la decisión hoy mismo.

Además, te recomendamos que recurras a italki. La nuestra es una plataforma de idiomas que te permitirá aprender alemán en el menor tiempo posible, entre otras ventajas.

1. Trabajar en Alemania será más sencillo

Si estás pensando en buscar trabajo en el extranjero, el país germano se convertirá en la mejor opción. Pronto te abrirá sus puertas. De este modo, tendrás la oportunidad de disfrutar de una experiencia que hasta ahora no se encontraba a tu alcance.

Dominar su idioma te permitirá acceder con una mayor facilidad al mercado laboral y conseguir un empleo a tu medida. Será algo que te enriquecerá, especialmente, a nivel profesional. También mejorará tu curriculum vitae para conseguir un trabajo mejor en el futuro, tanto en Alemania como en España. O quién sabe en qué otro lugar del mundo.

Es así como comienza tu auténtica aventura laboral sin fronteras.

2. Realizar negocios con empresas alemanas

Si te dedicas al mundo de los negocios, podrás establecer contacto sin dificultad alguna con empresas y profesionales germanos. Es cierto que podrías recurrir a un traductor o a emplear otra lengua a la hora de comunicarte con ellos, pero no sería lo mismo. Siempre se valorará de una forma más positiva que hables el idioma del país en el que fijas tu atención. Tu esfuerzo y tus conocimientos causarán una mejor impresión.

De esta manera, contribuirás a crear un clima de empatía que favorecerá las relaciones con tus posibles socios. En adelante, las comunicaciones serán, asimismo, más fluidas. Tus proyectos se verán beneficiados por la buena sintonía que se establecerá.

Tampoco olvides el hecho de que tu empresa será más competitiva y podrá diferenciarse de la competencia.

3. Llevar a cabo un intercambio estudiantil

Cada vez son más los estudiantes que optan por llevar a cabo un intercambio antes de finalizar su formación. Si estás estudiando tanto una carrera universitaria como cualquier otra titulación, es el momento de elegir un país. ¿Por qué no Alemania?

Al fin y al cabo, es uno de los más desarrollados. Su sistema de enseñanza destaca, igualmente, por ser verdaderamente avanzado. Por ello, la estancia de un curso o varios meses en uno de sus centros te será muy útil.

Por una parte, completarás tus estudios con una mayor proyección internacional. Por otra, el tiempo que pases en el extranjero se valorará como algo positivo cuando busques un empleo. Supondrá un punto a favor que te diferenciará de otros candidatos al mismo puesto de trabajo.

4. Familiarizarte con la cultura germana

4. Familiarizarte con la cultura germana

Profundizar en la cultura de un país es el modo ideal de conocerlo. Por esta razón, si hablas y entiendes alemán, tendrás la posibilidad de disfrutar al máximo de:

  • Su literatura y su filosofía, con obras como Fausto, de Johann Wolfgang von Goethe.
  • Su producción cinematográfica.
  • Sus programas y series de televisión.
  • Sus canciones de ayer y de hoy.
  • El calendario de sus fiestas populares.
  • Sus festivales más populares.
  • Sus tradiciones más arraigadas, entre las que se incluye el carnaval.
  • Su arte pictórico, con autores como el renacentista Alberto Durero.
  • Su religión y sus manifestaciones más conocidas.

Estás a punto de descubrir la riqueza que entraña su cultura desde estas diferentes perspectivas. Familiarizarte con ella supone comprender mejor a los habitantes de esta nación.

5. Acceder a becas de investigación

¿Cómo puedes avanzar en tu trayectoria profesional si lo tuyo es la investigación? La respuesta es muy sencilla. Primero, aprendiendo alemán. A continuación, buscando una oportunidad laboral como investigador o una beca que te permita dedicarte a tu proyecto en concreto.

Alemania es uno de los países que más contribuye a la investigación en diferentes materias. De hecho, está considerado como líder en investigaciones científicas. También lidera el ranking mundial en innovación.

Existe, asimismo, otra serie de datos que dejan de manifiesto su potencial en este campo. Por ejemplo, cuenta con, nada menos que, ochenta Premios Nobel de Ciencia. Agrupa cuatro instituciones de investigación, cuyo prestigio está reconocido más allá de sus fronteras. Son estas:

  • Fraunhofer-Gesellschaft.
  • Asociación Helmholtz.
  • Sociedad Leibniz.
  • Sociedad Max Planck.

6. Descubrir su historia

¿Qué otras razones te impulsarán a estudiar la lengua alemana? Ahondar en su historia es otro de los motivos de peso para iniciarte en su aprendizaje. Te ofrecerá la posibilidad de viajar en el tiempo varios siglos atrás, hasta el imperio de Carlomagno. De esta manera, realizarás un repaso por sus orígenes y el modo en que se formó como nación. Fue, como sabrás, en el año 1871.

Más interesante, si cabe, te resultarán épocas recientes y también mucho más convulsas. Los capítulos escritos en los últimos siglos incluyen:

  • La proclamación del Segundo Reich.
  • El Imperio alemán (1871–1918) II Reich.
  • La Primera Guerra Mundial.
  • La República de Weimar (1919–1933).
  • La Alemania nazi (1933–1945), el III Reich.
  • Alemania durante la Guerra Fría (1945–1989).
  • La reunificación de Alemania (1990).
  • Alemania y la Unión Europea.

7. Planear un viaje para tus vacaciones

¿Cómo conseguiré que mis vacaciones en Alemania sean un éxito? Si te haces esta pregunta, toma nota de la respuesta: dominando su idioma. Es la forma de no tener dificultades a la hora de comunicarte con sus habitantes en cualquier restaurante, en tiendas…

Esta puede ser tu mayor motivación y una razón destacada. Y no es de extrañar. Una escapada al país que estás descubriendo te animará a dedicar más tiempo y esfuerzo a estudiar su lengua. Dirás adiós a la pereza.

Ponte como meta adquirir un determinado nivel de conocimiento. Céntrate en asimilar vocabulario, gramática o verbos. Tal vez te interese coger fluidez cuando te expreses oralmente. ¿O prefieres hacer oído, como se dice coloquialmente, para entender cuanto oigas? Todas las opciones son válidas.

8. Entenderte con cerca de 200 millones de personas

¿Qué cantidad de gente habla en la actualidad alemán? La cifra total ronda los 180 millones de personas. De ellas, 130 millones la tienen como lengua materna. Los otros 50 millones la han aprendido como segunda o tercera lengua. El porcentaje de europeos que la habla es un 32 %.

Como puedes comprobar, el número de personas con el que podrás comunicarte resulta muy elevado. Teniendo en cuenta este factor, merecerá la pena dominarla.

No olvides que no es solo idioma oficial de Alemania; también se habla en Austria, Suiza y Bélgica, entre otros. Forma parte del top 10 de los más hablados en todo el planeta.

9. Servirte de trampolín para aprender otros idiomas

Hay otros idiomas y dialectos cuya comprensión te resultará más sencilla cuando domines el alemán. Te servirá, en consecuencia, de impulso para continuar profundizando en nuevas lenguas que gozan de numerosas similitudes.

Ese es el caso del holandés y del afrikáans, que se habla sobre todo en Sudáfrica y Namibia. También en el sur de Botsuana. El número de personas con las que podrás comunicarte se ampliará exponencialmente.

10. Por satisfacción personal

Por satisfacción personal

Tus ansias de superación personal representan otra destacada razón para motivarte a comenzar a estudiar alemán. Piensa que iniciarte en el aprendizaje de un nuevo idioma siempre es una aventura ilusionante. Te permite ampliar horizontes a la par que conocimientos.

Por otra parte, algunos expertos aseguran que se trata de una manera de reducir el estrés y entrenar el cerebro. Es, asimismo, la excusa perfecta para conocer gente y animarte a realizar una escapada para practicarlo. Para que tu desafío personal sea un éxito, establece metas a corto y a medio plazo. Otro consejo que debes tener en cuenta es el aprender regularmente, con un plan diseñado de antemano.

Comienza tu aprendizaje con un profesor de alemán particular

Si estos 10 motivos te han convencido para tomar la decisión, solo necesitas buscar un profesor de alemán particular online. Este método es el que te garantiza los mejores resultados en el menor tiempo posible. Así, pronto podrás dominar el idioma o, por lo menos, defenderte.

Pero esta no es la única ventaja de la que podrás disfrutar. La flexibilidad y comodidad son otros de sus beneficios. A ellos se añaden el que seas tú quien elija el día y la hora para recibir tus clases. Tampoco olvides el hecho de que el docente focalizará su atención en ti, sin compartirla con otros alumnos.

Será como estudiar alemán en Alemania, pero sin necesidad de salir de tu propia casa. Puedes seguir las lecciones desde el salón, la terraza, tu dormitorio o cualquier otro espacio que desees.

Comprueba por ti mismo cómo estudiar alemán es más fácil de lo que piensas. Recurre a los servicios de italki y aprende alemán a partir de hoy. Contacta con nosotros y resolveremos tus dudas.

Related Posts