Japonés

¿Se puede aprender japonés leyendo anime?

aprender japonés

¿Te has preguntado en alguna ocasión si es posible aprender japonés con anime? En cualquier caso, si deseas iniciarte en el aprendizaje del idioma nipón y además eres un apasionado confeso de este género, haz la prueba. Seguro que la experiencia merecerá la pena. Pero, eso sí, no te engañes: nadie te garantiza un aprendizaje basado únicamente en las producciones que puedas ver.

A fin de cuentas, ser autodidacta no es sencillo y menos cuando se trata de una lengua como esta. Te enfrentarás a no pocas complicaciones. Es preferible planificar una estrategia de estudio más completa y ampliar conocimiento que solo disfrutar de tramas de animación.

En este sentido, italki te facilitará un modo de estudio que promete resultados reales y con el máximo de eficiencia, así que te recomendamos recurrir a nuestra oferta lectiva.

¿Quieres aprender japonés online y desde casa? Ha llegado el momento de dar el paso. En realidad, siempre podrás compaginar las lecciones teóricas y las prácticas con películas de cine y televisión que te gusten.

Antes de aprender japonés con anime, descubre qué es

antes de aprender japonés con anime descubre qué es

Ciertamente, se entiende por anime, en castellano ánime o animé, un tipo de animación tradicional japonesa. Hay que remontarse al año 1960 para conocer sus orígenes. Fue entonces cuando se denominó animeeshon a la animación de este país asiático.

Anteriormente, a comienzos del siglo XX, había recibido el nombre de senga eiga, que se traduciría como películas de líneas dibujadas. Décadas después, este término fue sustituido por el de doga o imágenes en movimiento, en castellano.

Como es de esperar, el término animeeshon dio paso, con el tiempo, al de anime, más breve y coloquial. Es el que se ha mantenido hasta la actualidad para referirse al que acabó convirtiéndose en un fenómeno de masas. Además, el éxito de las creaciones de este género ha llegado incluso a traspasar las fronteras de su lugar de origen. asa igual con

el manga, al que se liga irremediablemente.

Lo que comenzó siendo un dibujo realizado a mano ha acabado transformándose en una creación digital. Sin embargo, sus señas de identidad continúan siendo más o menos las mismas que en sus orígenes. Desde las referencias históricas hasta la suspensión del tiempo, pasando por la variedad de temas, la complejidad de la trama. Sobre todo, no hay que olvidar la personalidad de los personajes, la presencia de lo sobrenatural y la llamada animación limitada.

Seguro que te llama la atención cómo son concebidos los rostros de los protagonistas y demás personajes. Ya que presentan unos ojos de gran tamaño, de forma redondeada, aunque en diferentes colores. Se otorga una importancia similar al cabello, que está bien definido aunque dentro de una variedad de formas.

El cuerpo es muy similar al del ser humano, manteniendo sus proporciones. En cuanto a la cara, te llamará la atención por la multiplicidad de expresiones que adquiere.

¿Cómo puedes aprender japonés mientras disfrutas del anime?

De todas formas, no puedes basar en exclusiva tu aprendizaje del japonés en el anime ni mucho menos. Ha llegado la hora de que descartes esa idea para siempre. Sin embargo, tienes la oportunidad de avanzar en tus conocimientos mientras disfrutas de una de tus aficiones favoritas. Ver estas producciones animadas se convertirá en una actividad a la que reservarás espacio en tu agenda.

A propósito, ¿cuántos días por semana te sumergirás en sus historias? Tú tomas la decisión, lo mismo que los estudiantes de otros idiomas ven películas rodadas en ellos o leen libros. A fin de cuentas, son opciones tan válidas como la de escuchar canciones. Los temas musicales te permiten mejorar tu pronunciación, al mismo tiempo que aprendes vocabulario y expresiones coloquiales.

Pero antes de sentarte ante la pantalla y darplay al título elegido, atiende a nuestras recomendaciones. Gracias a ellas, podrás sacar más partido a esta iniciativa y adquirir mayor número de nociones del idioma nipón. Se trata de sencillos tips que te permitirán maximizar los resultados de la experiencia. Así que, ¡toma buena nota de cada uno de ellos!

1. Busca una trama que te seduzca

Tienes a tu alcance multitud de propuestas de animación de este tipo. Lo sabes. Pero en lugar de quedarte con la primera que encuentres, busca aquella cuya trama te pueda atraer más. Seguro que hay algún subgénero que te entretenga especialmente. O tal vez sientas predilección por un creador en concreto al que ya sigas.

Elige la creación con la que planeas realizar una aproximación al anime y, en definitiva, al japonés. Evidentemente, si comienza por despertar tu interés con solo ver su título y el argumento, es muy probable que te guste.

2. Olvídate de los subtítulos

Para que la que estás a punto de vivir sea una experiencia realmente inmersiva, es preferible que prescindas de subtítulos. De cualquier manera, los únicos que estarían permitidos en este caso serían los nipones, es decir, los que reflejan por escrito los diálogos. Olvídate de los que probablemente utilizabas hasta ahora en castellano o inglés.

De este modo, te centrarás más en lo que sucede en cada escena. Toda tu atención estará dirigida a comprender cuanto ves y escuchas en pantalla. En consiguiente, nada de pistas ni traducciones.

3. Presta atención a los términos que desconozcas

A todo esto, para entender lo que los personajes hablan, necesitas cierto nivel de japonés. Pongamos por caso que ya lo tienes: presta atención a los diálogos. Céntrate en tratar de comprenderlos al máximo. Si no lo consigues, no te frustres.

Claro que es aconsejable que tengas paciencia. Es lógico que algunos términos y expresiones que se empleen en el guion no te suenen lo más mínimo. En estos casos, te recomendamos apuntarlos en una libreta. Ya habrá tiempo más tarde de averiguar su significado. Seguro que la próxima vez que los escuches recordarás qué quieren decir.

4. Canta su banda sonora

Ante todo, no te saltes las canciones que incluyen estas creaciones, como las que sirven de apertura y cierre. Son tan importantes como el argumento ideado para cine o televisión a la hora de lograr tu objetivo personal. Sí, también ellas te sirven para adquirir nuevos conocimientos. Apúntate su letra y tradúcela poco a poco para comprenderla por completo.

Además, cantarlas te ayudará, asimismo, a mejorar tu pronunciación. Por ello, no dudes en interpretarlas como lo harías, por ejemplo, si estuvieras en un karaoke. ¡Será muy divertido!

5. No te olvides de disfrutar

La finalidad que te has marcado a la hora de ver una creación de anime es aprender japonés. Pese a este objetivo, no te olvides de disfrutar. De este modo, podrás adquirir conocimientos sin darte apenas cuenta. Sigue la trama, escucha a los personajes y, si lo deseas, compra palomitas. Y, a continuación, ¡deja que la producción te atrape de principio a fin!

Aprender japonés online, la solución ideal

aprender japonés online

La pregunta está formulada: ¿Quieres aprender japonés online y desde casa? Si respondes de manera afirmativa, te damos la enhorabuena. En efecto, acabas de encontrar la solución ideal para hacerlo.

Aprender japonés a través de Internet es fácil gracias a italki y al profesor de japonés particular que tú elijas. Encuentra tu favorito entre los existentes en nuestra plataforma de idiomas. Especialmente, él te ayudará a que domines una lengua que hablan en la actualidad más de 130 millones de personas.

Lo sabemos: el nipón no es un idioma sencillo de aprender. Pero si estás dispuesto a cumplir tu reto, seremos tus mayores aliados. Ponte una meta y piensa en el momento de visitar el país del sol naciente pudiéndote entender con sus habitantes. Al fin y al cabo, seguro que te sirve de aliciente.

Ventajas de apostar por italki para dominar el idioma nipón

En definitiva, inscribirte en italki para comenzar a estudiar japonés se traducirá en una serie de ventajas muy atractivas. Te enumeramos a continuación algunas de las más destacadas:

  1. Dispondrás de un profesor para ti solo entre los más de 20 000 con los que contamos. Es más, tú seleccionas el que te parezca más indicado desde el primer día.
  2. Recibirás clases 100 % personalizadas para que puedas potenciar tu aprendizaje. En realidad, es el modo idóneo de favorecer tus puntos fuertes y trabajar en los que no lo sean tanto.
  3. Puedes decidir cuántas clases recibes, qué día y a qué hora. Tú no eres quien ha de adaptarse al programa de clases, sino quien decide cuándo se imparten.
  4. Tienes la oportunidad de seguir las clases desde cualquier lugar del mundo. Tu hogar puede ser tu favorito, pero también una playa paradisíaca o un país al que viajes de vacaciones. Te resultará verdaderamente cómodo, como podrás comprobar.
  5. Los precios son asequibles, por lo que tu bolsillo no se verá resentido.

Para finalizar, si todos estos beneficios te han acabado de convencer, aprende japonés en línea. Es el momento de que des el paso y te inicies en su aprendizaje. Saca partido a las características de nuestro método. Una enseñanza individualizada es, sin lugar a dudas, la mejor.

En conclusión, recuerda que aprender japonés con anime no es suficiente. Aunque te guste la animación de este tipo, será una actividad secundaria frente a un programa de estudios. Ponte en contacto con italki y te proporcionaremos toda la información que necesites. Estamos

deseando que pronuncies tus primeras palabras de un idioma que te encandilará.

Related Posts